:: saludos desde sueño :: bloghome | Site Feed XML | escribe a Muerte ::
[::..la imagen..::]
[::..recomendadas..::]
:: neil gaiman [>]
:: cárcel de papel [>]
:: crisei [>]
:: blog de jotace [>]
:: comix [>]
:: zona negativa [>]
:: revista digital PAMMHG! [>]
:: sedice [>]
:: astrocity [>]
:: dreamers [>]
:: tebelogs! [>]
:: la legión del espacio [>]
:: cisne negro [>]
[::..colegas..::]
:: corriendosin [>]
:: planetarios [>]
:: guabisabi [>]
:: javiekitela [>]
[::..que leemos..::]
:: green lantern corps[>]
:: malos sueños[>]
:: cántico por leibowitz[>]
:: the ice dragon[>]
[::..sonidos..::]
:: dear science>tv on the radio[>]

:: 25.6.05 ::

un oficinista cualquiera seg�n TaniguchiLa semana pasada hubo otra de esas mana�anas en la que necesit� un empuj�n especial para cruzar la puerta de casa hacia el trabajo y encadenar un paso con el siguiente. Me lo di� una canci�n furiosa en el iriver, una foto de la Calleja de las Flores que llevo en el bolso para pegar en mi cub�culo gris (como el taxista de Collateral), una bolsa de papel llena de lectura para el camino y, el dulce abrazo del Se�or de los Sue�os.

Y ya sentada en el metro saqu� Tierra de Sue�os, de Taniguchi... maldita sea su estampa. Yo ni tengo perro ni nunca lo he tenido pero a medida que iba llegando al final de la primera historia ("Tener un perro") empec� a disimular las lagrimillas con falsos bostezos. No s�, quiz�s ten�a el d�a �o�o, pero dos paradas despu�s empec� a hipar y finalmente romp� a llorar como una magdalena. Vamos, que me tuve que salir antes de llegar a mi parada para calmarme y no dar un espect�culo. Vaya catarsis.

jirotaniguchi. (del japon�s "Jiro Taniguchi") 1. m. Terapia de shock nipona cuyo objeto principal es demostrarte, por muy t�pico que pueda parecerte, que lo que importa de verdad son las peque�as cosas. Adem�s de eso, te hace llegar a la oficina sorbi�ndote los mocos y con una pinta lamentable.


:: Susurros de _Muerte_ a las 7:50 p. m. [+] ::
:: 9.6.05 ::
visi�n dobleEl metro, s�. Siempre en el metro por las ma�anas. Para alguien que viene de un pueblo grande y de una ciudad pequ�a, el metro de la gran ciudad es (espero que por muchos a�os) uno de esos lugares de paso en los que todo el mundo parece tener a las 7 AM una gran historia detr�s de las ojeras. Como en las estaciones de servicio.
Y es que no es lo mismo una mirada en la cola de Hacienda que levantar los ojos del c�mic en el metro y cruzar una mirada con alguien. Una mirada dormida... o incluso estr�bica.

Parec�a tener, y en efecto ten�a, algo que la distingu�a de todos los dem�s. Quiz�s era que no iba dormitando o leyendo. O puede que fuera una extra�a y chocante belleza, como la de las lib�lulas. Y aunque era muy joven (tendr�a unos 5 a�os), notabas que pod�a mirarte sin titubear ni bajar la vista. Cuando te devolv�a la mirada con cualquiera de sus ojazos sab�as que sab�a, que ve�a las cosas de forma distinta a la de los que dirigimos los dos ojos exactamente al mismo punto. Me di� la sensaci�n de estar perdi�ndome algo.

D�as despu�s supe que el oculista le hab�a recetado uno de esos parches de color carne para corregir el estrabismo. Durante meses la ni�a vi� como uno de esos monstruos con un s�lo ojo la observaba desde los espejos. La gente ten�a un aspecto extravagante y rotundo y les faltaba su halo de siempre. Las escaleras parec�an hechas para marear. "Ahora ver�s bien" - le dijeron el d�a que fue a que le retirasen el parche. Pero lo primero que vi� fu� una cara inmensa y redonda con una nariz deforme. Una boca profunda como un pozo sin fondo ri� con la voz de su madre. Cerr� los ojos muy fuerte y jam�s tuvo el valor de volver a abrirlos.


:: Susurros de _Muerte_ a las 9:15 p. m. [+] ::

eXTReMe Tracker
This page is powered by Blogger. Isn't yours?  Estamos en Bitacoras.com Blogarama - The Blog Directory tebelogs!  Enlázanos con este banner  Enlázanos con este banner